REPUDIACION EN PATRIA POTESTAD PRORROGADA

Producida la delación, el heredero -el llamado a heredar en concreto, como titular del “ius delationis”, puede aceptar o repudiar la herencia, pero en tanto no acepte, no responde de las deudas de la herencia, porque todavía no se produjo la sucesión -no es sucesor, sino sólo llamado a suceder-.

Señala el artículo 997 del Código Civil que la aceptación y la repudiación de la herencia, una vez hechas, son irrevocables, y no podrán ser impugnadas sino cuando adoleciesen de algunos de los vicios que anulan el consentimiento, o apareciese un testamento desconocido.

Señala el artículo 166 del Código Civil que los padres, y por ende los que ostentan la patria potestad prorrogada todavía, necesitan autorización judicial para repudiar la herencia, y si el juez, por el procedimiento establecido al efecto en los artículos 93 a 95 de la Ley de jurisdicción Voluntaria deniega la autorización. solo puede ser aceptada a beneficio de inventario.

El porcentaje de renuncias a las herencias se ha disparado, pues cada vez es más frecuente que las herencias estén cargadas de deudas.

Si se acepta la herencia a beneficio de inventario, conforme al artículo 1023 del Código Civil, el heredero no queda obligado a pagar las deudas y demás cargas de la herencia sino hasta dónde alcancen los bienes de la misma.

Pero por la aceptación pura y simple, expresa o tácita, sin beneficio de inventario, quedará el heredero responsable de todas las cargas de la herencia, no sólo con los bienes de ésta, sino también con los suyos propios (artículo 1.003 del Código Civil).

Pero para acogerse al beneficio de inventario deberá manifestarlo al Juez, si se acogió al derecho a deliberar, en el plazo de 30 días desde que se concluyó el inventario ( a estos efectos tener en cuenta los artículos 1014, 1015 y 1019 del Código Civil).

La solicitud además de en el plazo, debe hacerse por el heredero que quiera hacer uso del beneficio de inventario ante Notario o mediante escrito ante el Juez competente.

CASO. Solicitud en expediente de jurisdicción voluntaria, repartida a un juzgado de Familia del Partido Judicial de Madrid, de una madre y titular de la patria potestad prorrogada de su hijo con una discapacidad, que reside con su madre en Madrid, de autorización judicial para la renuncia de la herencia del abuelo de su hijo que residía en Cáceres donde falleció (Extremadura).

¿Es competente territorialmente el Juzgado de Familia de Madrid o el de Cáceres?

El art. 94 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria 15/2015 señala que será competente para conocer de los expedientes de aceptación y repudiación de herencia el Juzgado de Primera Instancia del último domicilio o, en su defecto, de la última residencia del causante.

Evidentemente conforme a este precepto no sería competente territorialmente el Juzgado de primera Instancia competente por reparto del Partido Judicial de Madrid, sino el de Cáceres.

Pero solicitada autorización judicial para renunciar a los derechos hereditarios de una persona, por quien detenta la patria potestad prorrogada o rehabilitada no revisada ( disposición transitoria segunda de la Ley 8/2021), no estamos ante un procedimiento del Capítulo III de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, esto es, sobre aceptación y repudiación de herencia, sino ante una solicitud de autorización del capítulo VIII , que fue modificado por la Ley 8/2021 para sustituir la designación de las personas con discapacidad, resultando como criterio aplicable en estas solicitudes el  artículo 62 de la citada ley 15/2015 –actos de disposición de personas con discapacidad-, en el que  se  establece como criterio competencial el de la residencia de la persona con discapacidad, y por lo tanto en este caso el Juzgado de Familia de Madrid por reparto competente.

Tal criterio facilita el acceso efectivo de la persona con discapacidad y su apoyo a la Justicia, de conformidad con el art. 13 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

Es el criterio mantenido por el Tribunal Supremo, entre otros, en AATS, de fechas 11/06/2019, dictado en recurso 130/2019 por conflicto negativo de competencia territorial, y de 15 de enero de 2019, conflicto 241/2018, 4 de julio de 2018, conflicto 102/2018, 17 de mayo de 2017, conflicto 67/2017 y 30 de noviembre de 2016, conflicto 1057/2016.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *